jueves, 30 de marzo de 2017

Caminar por las nubes es fácil cuando sueñas


Después de otro largo día de trabajo llega el final de la jornada y me dirijo  a mi dulce hogar, cuando estoy en mi habitación mis pensamientos empiezan a fluir, mientras miro el cielo desde mi ventana, observo  el movimiento de las nubes creando curiosas formas que me recuerdan cosas del mundo terrenal, poco a poco el influjo de Morfeo se va apoderando de mi, adquiriendo mis parpados un peso difícil de sostener.

De repente desaparecen las paredes y puedo ver las estrellas, incluso comienzo  a notar una sensación de ingravidez que me hace emprender el vuelo hacia un destino incierto, después de un vertiginoso vuelo mis pies me llevan a caminar sobre las nubes y llego a verme reflejada en ellas como si se tratara de un inmenso lago, junto a millones de gotas de lluvia desciendo hacia un paraje perdido y me pregunto si podre volver a casa.
Solo con pensarlo vuelvo a estar en la seguridad de mi cama, pero sin dejar atrás mi bello sueño que sigo saboreando hasta que llegue el nuevo día.






Fotos: webneel

No hay comentarios:

Publicar un comentario