domingo, 16 de agosto de 2015

La instalación de Microalgae-Powered arroja nuevas posibilidades sobre los recursos de energía sin explotar



El cultivo de microalgas en un futuro podría jugar un papel importante para la vida en la tierra. Capaces de realizar la fotosíntesis, estos sorprendentes organismos  producen aproximadamente la mitad del oxígeno atmosférico y al mismo tiempo fijan el dióxido de carbono para crecer fotoautotróficamente. También dejan detrás de sí, un material de energía densa y rica en nutrientes que es un recurso renovable sin explotar para los seres humanos. Para arrojar luz sobre esta oportunidad perdida, el arquitecto Jacob Douenias y el diseñador industrial Ethan Frier crearon una instalación llamada Living Things , que utiliza muebles para cultivar un ambiente simbiótico entre las personas y estos microorganismos.





La pieza, que se muestra en Mattress Factory en Pittsburgh, contó con tres ambientes: Una sala de estar, comedor, y cocina, los cuales utilizan las microalgas de una manera diferente. Estos inquietantemente-brillantes vasos de vidrio verde tenían fotobiorreactores dentro de ellos, que proporcionaban calor,  luz, energía,  suministro de aire, nutrientes, y el control de los residuos de las algas que viven dentro.



Todo el sistema se conecta a través de 2.400 metros de cableado y tuberías que apoyan a la red principal, ubicada en la cocina. Aquí, cada uno de los 9 orbes se puede modificar de forma individual, controlados por  mandos impresos en 3D  incorporados en la tabla. Estos controladores  permiten regular adecuadamente la densidad   para suministrar energía a la instalación. A través de este sistema no convencional, Douenias y Frier esperaban para resaltar una forma menos conocida y sostenible de  energía,  demostrando que es capaz de suministrar energía a nuestros hogares.




  


Sitio: Living Things
A través de: designboom 

No hay comentarios:

Publicar un comentario